Nuevos Aires
Nuevos Aires Periodismo sin etiquetas, pero jamás neutral.
"La historia no tiene punto final.
Sólo puntos suspensivos..."
L. Marechal

Siria

¿NADIE FUE?

Es asombroso. En este caso empleamos asombroso para usar un término que de tan usado quizás no diga demasiado. ¿Llamativo? Veamos: Siria recobra su vida, comienza a normalizarse, lo dice la prensa occidental. Los jóvenes vuelven a los bares, mucha gente a los restoranes, los niños y sus abuelos a los parques, así en Damasco y también en otros lugares, inclusive en Alepo. El horror de la guerra ha quedado atrás, asegura la prensa y saluda que las gentes puedan evadirse, distraerse, “olvidar por un momento” tanto desastre, para volver a hacer cosas que hacía antes del desastre. Por supuesto, la prensa deja constancia: se han ido de Siria cinco millones de personas y más de trescientas mil han muerto, cosidas a balazos, también víctimas de revanchas. Sepultadas, otras, debajo de unos cuantos kilos de mampostería. “La guerra es la guerra”. Recordemos, pueda que nos ayude a saber quién fue, quiénes inician el camino de la destrucción de Siria, a raíz de qué murieron cientos de miles de seres humanos, por qué millones escaparon buscando salvarse del fuego cruzado, por qué faltó la comida hasta el hambre.

¿Será cierto que ya nadie se acuerda que los “rebeldes”, alzados contra el presidente Bachar el Asad, estaban inundados de mercenarios, llegados de distintos países de Europa y Estados Unidos? “Rebeldes” y mercenarios pertrechados hasta las orejas con armas de sofisticado poder letal, beneficiados con toneladas de municiones y víveres para atacar, resistir y vencer. Y por ahí andaba el ISIS, alimentado entre otros por EE.UU. y Arabia Saudí, no lo olvidemos. En toda guerra hay cuestiones muy complejas, tanto en el campo de batalla, como en la órbita diplomática y en las cambiantes políticas de alianzas, pero hay otras un poco más sencillas, por ejemplo: decir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. Si se dice que Siria vuelve a la normalidad se está admitiendo que la misma existía antes de los “rebeldes”, de los mercenarios y del apoyo logístico criminal brindado, entre otros, por Estados Unidos. (“Movimiento Continuo”/UTPBA/ Mayo-Junio 2017).

Al cierre

*Inglaterra: Durante la noche del sábado 3 de junio, se produjeron dos ataques que se consideran de carácter terrorista; uno, en el Puente de Londres, donde una camioneta aplastó a un grupo de personas, y el otro, casi en la misma zona en el Mercado ecológico de Borough, en el que fueron apuñalados varios asistentes. El saldo de la doble tragedia, son ya 7 muertos y 48 heridos. Asimismo, se produjo la detención de 12 presuntos responsables, entre ellos 4 mujeres, mientras 3 de los atacantes fueron abatidos.

*Estados Unidos: El presidente Donald Trump, anunció que abandona el Acuerdo de París contra el cambio climático. Recordemos que el propósito de los 195 países signatarios de la Convención Marco de la ONU y firmado el 12 de diciembre del 2015 en la capital de Francia, tiene como objetivo mantener la temperatura media mundial por debajo de dos grados centígrados respecto a los niveles preindustriales. Trump ha sido fustigado severamente y señalado como alguien que desprotege nuestro planeta de cara a las generaciones futuras.

Nuevos Aires
| © 2009-2014 Todos los derechos reservados |