Nuevos Aires
Nuevos Aires Periodismo sin etiquetas, pero jamás neutral.
"La historia no tiene punto final.
Sólo puntos suspensivos..."
L. Marechal

LAS MUJERES SIGUEN MURIENDO

Por Rita Awiron

En estos dos últimos años las mujeres han tomado las calles, el Movimiento “Ni una menos”, los paros efectuados, las persistentes reuniones anuales en distintas partes del país, es la fuerza de una marea de jóvenes centralmente pero también de mujeres mayores que marchan con sus amigas y compañeras  para reclamar por la violencia machista y por tantas muertes que no sólo no terminan sino aumentan. Parece que cada vez que las mujeres salen a las calles arrecian los  maltratos,  las muertes y las violaciones. Sólo en este año, en  poco más de 150 días se han cometido 133 femicidios, una muerte cada 26 horas. Tampoco paran los acosos callejeros,  comentarios agresivos y gestos vulgares de índole variada. 

En el ámbito parlamentario hay movimiento: se han presentado 13 proyectos de ley para prevenir  y combatir la violencia machista, fortalecer la prevención en violencia de género, a partir, por ejemplo, de la creación de un Consejo Autónomo de la Mujer, la organización de un programa  nacional de formación en género de militantes barriales y la capacitación para todos los trabajadores estatales, entre otras propuestas. Algunas diputadas han planteado que combatir la violencia machista debe ser una política de estado y que debe abarcar a todos los poderes del mismo, el Legislativo pero también el Judicial y el Ejecutivo. Hay que destacar que los 13 proyectos corresponden a seis bloques legislativos, conformados por 126  diputados y diputadas,  por lo  que es necesario que haya una voluntad política  que haga avanzar rápidamente el tratamiento y la aprobación de los mismos.

En relación al Ejecutivo porteño hay que destacar que mucho no ha hecho en una dirección de avance  hacia la atención de estos problemas tan acuciantes. Al contrario, se ha denunciado la subejecución de varios presupuestos que abarcan a diferentes programas vinculados con la mujer que conlleva la reducción de casi 10 millones de pesos del presupuesto  de la Dirección General de la Mujer de la Ciudad de Buenos Aires. La reducción se dio fundamentalmente en el programa 69 “Asistencia Victimas Violencia de Género”, el más importante, que incluye a los Centros Integrales de la Mujer (CIM), cuyas principales actividades son las de promoción, prevención y asistencia a las víctimas de violencia de género, violación, trata, abuso, maltrato infanto-juvenil  y salud mental para mujeres.  Su presupuesto cayó de 111.351.000 de pesos a 102.034.000. 

También se afectaron otros programas, como el 70 “Fortalecimiento Políticas Igualdad de Oportunidad” que disminuyó su presupuesto en más de 600.000 pesos, así como subejecuciones en varios otros programas. Hay varias legisladoras porteñas  que están denunciando esta situación para que no se avance más en el recorte e intentar que se vuelvan a asignar partidas porque plantean que ya de por sí el presupuesto  para estos temas es vergonzoso y encima es recortado. 

Cómo bien dice Marta Dillon, reconocida periodista  que fue una de las principales convocantes de la primer marcha  por el NI UNA MENOS: “Nosotras no somos víctimas, somos sobrevivientes y ese saber que acumula quien ha tenido que sobreponerse, es una fuerza que puesta en común es irrefrenable. Y no pedimos piedad sino respeto. Pedimos justicia. Y ni siquiera pedimos. Exigimos. Porque nuestro trabajo y nuestro saber mueve el mundo y no queremos más menosprecio, no queremos ser las desocupadas ni el rostro de la pobreza, ni las abnegadas cuidadoras de los otros y las otras si esas tareas no se valoran. Nosotras no vamos a resistir hasta no aguantar más. Nosotras vamos a mover el mundo. Nosotras, juntas, ya lo sacamos de eje. Y no sabemos cómo será lo que vendrá, pero sí sabemos que tenemos el poder para que ese porvenir sea a la medida de nuestros deseos.”      

Nuevos Aires
| © 2009-2014 Todos los derechos reservados |